5/25/2012

UN REFRITO: EL TAMAÑO, ...IMPORTA?



Estoy en la cama. Está nublado, feo y ayer me resfrié. Mis neuronas están adormecidas, y aunque muero de ganas de un post de caracter violentamente sexual, no tengo fuerzas ni para pensar, si es que para pensar se requiere fuerza.
Así que aquí viene mi refrito.  








Amo a David. Lo amo desde el primer día que lo ví. Nos conocimos por casualidad una tarde calurosa de verano mientras yo paseaba por Firenze. Ya había visitado las joyerías del Pontevecchio sin comprar nada, pues no me consolaban en ese momento los brillantes, ni las amatistas ni los rubíes. Ahí de pie, erguido, solitaro, tranquilo, parecería que me hubiera estado esperando. Confieso que me ruboricé cuando lo ví; es cierto que hacía mucho calor pero no sé si me hubiera atrevido a desnudarme.

 
Primero nos miramos fijamente. Sos ojos mostraron miles de expresiones diferentes; los mios se centraban en su físico. Me sentí intimidada ante tan esbelta figura. Que notara mi presencia me hacía sentir como una diva de Hollywood con vergüenza. Tímidamente, tratando de que no notara mi sofoco lo rodeé dando pequeños pasos, sin tocarlo.

 

Admiré las redondeces de su culo y la perfección muscular de su espalda. No era un patovica ni mucho menos. Su cuerpo irradiaba ante todo armonía. Adoré su pancita con abdominales escondidos mientras me relamía pensando en las mil y una maneras de besarla. Entre los dos había un silencio pasmoso que dejaba lugar a los pensamientos más ratoneros. Mientras más lo miraba, más lo quería poseer.

 

Me cautivaba su mirada penetrante e iracunda, su aspecto de macho recio aunque apenas sostuviera una gomera en su mano; la seguridad que tenía en sí mismo de quedarse de pie, tan expuesto, tan atractivo. Sentí el impulso de pasar mis dedos por entre sus rulos, bordear esas orejas tan perfectas con mis labios, pero me contuve. Ansiaba besar esos labios carnosos que yo no lograría tener ni con todo el Botox del mundo.

 


Si cerraba los ojos imaginaba que nuestras manos se entrelazaban. Las noté un poco grandes pero... mejor!!! Con un solo movimiento me acariciaría todo el cuerpo. Llegué a creer que me rodeaba con sus brazos fuertes y largos.

 

Me hubiera quedado horas mirándolo, admirándolo, deseándolo. Estaba envuelta en una ensoñación maravillosa. Sólo faltaba poder olerlo para completar el éxtasis. Una brisa cálida me sacó de mi letargo. Ahí lo noté. Un detalle, "un pequeño" detalle. Tan pequeño que tuve que agudizar mi vista para verlo.

 

Entre sus piernas colgaba apenas un pene digno de un niño, no de semejante perfección de hombre. Lo primero que intenté fue imaginarlo erecto, duro, viril. No tenía mucha idea de cuánta elongación peneana podía tener un miembro. Luego de un largo rato de cavilaciones comprendí que igual lo amaba, que en verdad no importaba el tamaño sino que me hiciera felíz. Porque si mi David lo tenía pequeñito por algo sería. Sería que sus inmensas manos harían maravillas en el cuerpo de una mujer; acariciarían con ternura. Que sus carnosos y apetecibles labios guardarían una lengua que lamería con dulzura y gentileza los muslos; que esos brazos sostendrían con fuerza y a la vez con amor... Y esos ojazos mirarían con tanta pasión y profundidad que una se sentiría coquetamente invadida por dentro. Y comprendida.

 Así bien: y qué?


 Pequeño es hermoso.

 

17 commenti:

  1. ¡Nina, que cosas se te ocurren! jijiiiji, gracias a ti he descubierto a David en todo su esplendor, hasta ahora lo había visto en general y no por partes como nos lo muestras, efectivamente lo tiene pequeño pero, bien dices, no importa el resto indica que sabrá paliar esta carencia con otras habilidades y no le faltan recursos, sus manos y su boca incitan deseo y esa mirada tan intensa presagia que se trata de un hombre que no va a defraudar más bien al contrario, seguro que genera adicción y desde luego es un gran seductor.
    Me alegra mucho verte de nuevo activa, te echaba de menos.
    Miles y miles de Baci.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. "sus manos y su boca incitan deseo y esa mirada tan intensa .." me completaste el cuento.
      Te prometo desnudar algún otro para tí.
      Bacione!

      Elimina
  2. Ja, ja, ja, el problema es que, aunque está desnudo, yo creo que no está para guerras de sexo. Se está preparando para pelear con otro hombre más fuerte que él y eso lo tiene algo encogidito.
    Miguel Ángel, por lo visto, sabía gozar de los cuerpos masculinos, así que si en ese sitio le quiso poner una lombriz, por algo sería, ja, ja.
    La verdad es que algo de pena da...
    ;-)
    Baci

    RispondiElimina
    Risposte
    1. LUMBRI???? has dicho "LUMBRI???" Tampoco es para taaaantooo....
      Más que una lombríz, yo diría gusano. Finito no es..

      Además, a lo mejor muertito no luce.

      Lo amo lo mismo, te voy avisando.

      Baci!

      Elimina
  3. Dicen...que no se podía hacer más.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Dicen... dicen...

      Quiénes dicen?? Sabrán algo esos?

      (entre nos, ...faltó mármol?)

      Besos!

      Elimina
  4. LO QUE SI LE HACE FALTA, ES AFEITARSE ESE MANOJO HORRIBLE DE PELOS QUE TIENE...

    RispondiElimina
  5. Siento defraudarte pero lo cierto es que David era maricón, y el Migue se lo zumbaba...jajaja
    Besos y salud

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Mirá viejito, no te metas con la virilidad y orientación sexual de mi amado, porque no respondo de mí!

      Aia... me salió muy a lo Larisa, no? jiji..

      Pues qué más da, mientras me ame!

      Besos, loquito

      Elimina
  6. Es que tanta perfección no podía ser, algún defectillo debía de tener el hombre, jaja.

    Te respondo: Bueno, al menos eso es lo que han tratado de hacenos creer desde hace muchos siglos cuando te sales del recto camino marcado, jaja.

    Un abrazo

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Es que creo que su defecto no era ese precisamente... ya es bizco el pobre!
      Aunque le da la suerte de verme doble! jijiji..

      Baci

      Elimina
  7. Es que no debe ser fácil estar a la intemperie, a la vista de todos y en pelotas...

    Pero con un poco de calor (humano, mejor si femenino) e intimidad, verá Ud. cómo los tamaños cambian.

    Besos, Nina.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Sin duda, Rob, sin duda!

      Besos, Rob.

      Elimina
  8. jajaajaja eres tremenda Nina, un repaso por todo lo alto al selor David, seguro que sentir la fuerza con la que lo obserbabas y deseabas le hizo encogerla para que no le asaltaras allí mismo, jajajaja.
    Espero que tu resfriado vaya mejor!!
    Besos preciosa

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Carmela mi vida, te voy diciendo que mi David es de lo más hermoso y comestible. Y si se ha acojonado conmigo, pues él se lo pierde!

      Baci

      Elimina
  9. Pero Nina, no me avasalles de esa manera a David, que me han dicho que cuando se pone no es que duplique o triplique, sino que se opera la multiplicación de los panes y los peces, algo increíble, vamos. Lo sé de buen mármol toscano, jajaja.
    Cuídate ese resfriado otoñal. Jo, y yo con alergia primaveral. Le presento mis respetos a las antípodas.
    Besos, linda.

    RispondiElimina
    Risposte
    1. Mia caríssima Isa,
      qué pena lo de tu alergia. Yode mi resfrío estoy mejor, padecí también la panza y ahora las articulaciones. El almanaque me corre gritándome que deje de hacerme la joven!
      Con respecto al miembro de mi David, he de decirte que siempro lo he soñado erecto y abundante. Así que te creo lo de la multiplicación de los panes!
      Bacione y te me cuidas

      Elimina

L'altra parte di me: lei.